Skip to Content

Dee Hutchins

Double Black Diamond
View Replicated Site

"No se puede llegar a una posición como esta ¡sin la ayuda de muchas otras personas! Hay tantas personas que agradecer, pero debo empezar por Ken Brailsford. Su sabiduría y orientación han influido a muchas personas. Cuando comencé este negocio hace cuatro años, pensé que podría obtener un poco de dinero extra, posiblemente $100 a la semana o algo similar con un poco de suerte. ¡Pero, realmente me quedé en shock! Con el tiempo, ¡este 'Plan B' se ha convertido en un increíble 'Plan A'!

Una cosa que tengo que mencionar es el hecho de que tenía 43 años cuando me enteré de Zija y del marketing de redes por boca de un antiguo alumno mío, Johnnie Green. ¡Qué tragedia pensar que me podría haber pasado toda la vida sin saber nunca de la existencia de esta profesión!

Verdaderamente, este honor es compartido con mi esposa Sharon. Sin ella, no podría conducir este negocio de manera exitosa. Ambos hemos crecido juntos como pareja en los últimos cuatro años, y lo atribuyo al desarrollo personal. Al aprender nuevas filosofías, he encontrado el coraje para mantenerme en el negocio y seguir adelante. Puedo decir, sin reservas, que si USTED no trabaja en USTED, siempre habrá una tapa presionando su capacidad para alcanzar su verdadero potencial.

Me siento muy afortunado de haber encontrado algunos líderes sólidos con los cuales trabajar. Estos chicos me han empujado a niveles que nunca pensé posibles: Jon Charles (Platinum), Chris Crain (Diamond), John Morris (Triple Diamond), y Charles Hutchins (Gold). Mi Patrocinador, Chris Estes, ha sido una fuente de inspiración, al igual que Mike Sims.

¿Cómo un profesor de historia de secundaria de tiempo completo, catedrático a tiempo parcial, esposo a tiempo completo y padre de dos niños se convierte en una de las personas que más ingresos obtiene en Zija International? Todo lo que hice fue seguir algunos consejos simples para trabajar en mí mismo tanto o más de lo que trabajo en mi negocio, y ser consistente. Casi fui demasiado terco como para siquiera dar una mirada seria a este negocio, pero estoy muy agradecido de que algunos de mis amigos se preocuparan lo suficiente por mí como para ¡seguir empujándome en la dirección correcta! Les deseo a todos lo mejor, y por favor, vivan la vida al máximo cada día. ¡Que Dios nos bendiga a todos!"